Asesor financiero: ¿realmente necesario?

Asesor financiero: ¿realmente necesario? Buscar un asesor financiero puede ser un proceso intimidante. No es solo un juego de números para encontrar quién es el mejor navegando en los mercados.

Es una relación personal, y debe conseguir a alguien que le escuche y que trabaje con usted para ayudarle a alcanzar sus metas.

Una idea errónea que es común es que solo aquellas personas con mucho dinero para invertir necesitan un asesor financiero, dice Ellen Siegel, asesora financiera certificada de Miami.

“Todo el mundo necesita un asesor, de la misma forma en que todos necesitan hacer una visita anual al médico”, dice Siegel.

“Todos necesitan educarse sobre flujo de dinero, deudas, ahorros, establecer metas, planificación de metas y retiro, protección de activos, títulos, seguros y planificación de impuestos.”

Asesor financiero: ¿realmente necesario?

Apps Financieras

Asesor financiero: ¿realmente necesario?  Una alternativa más económica es el uso de un consejero robótico: un software sofisticado de computadora que selecciona sus inversiones y las balancea automáticamente.

Páginas como Betterment, WealthFront, WiseBanyan, Personal Capital y FutureAdvisor, ofrecen servicios robóticos de inversión. Casas de corretaje como Charles Schwab y Vanguard también ofrecen modelos de asistencia computarizados.

“Los asesores robóticos ofrecen consejos de inversión automatizados y pueden tener un costo bajo, pero no es muy personalizado”, dice Deanne Butchey, profesora de la Escuela de Negocios en la Universidad Internacional de Florida.

“Hay dos tipos de personas que pueden utilizar este servicio. Alguien que es muy sabio en inversiones y hace mucha investigación y alguien que tiene una pequeña cantidad de dinero y solo desea entrar en el juego”.

Asesor financiero: ¿realmente necesario? Un asesor financiero humano, puede desarrollar un plan financiero integral, guiarle en asuntos de dinero como impuestos o seguros, o manejar inversiones para usted.

Si a usted le gusta hacerlo personalmente, un asesor puede revisar sus inversiones para asegurarse de que va por buen camino.

A continuación, algunos consejos para ayudarle a encontrar el asesor financiero correcto.

Busque títulos profesionales 

Asesor financiero: ¿realmente necesario? Cualquiera puede hacerse llamar asesor financiero. Los puede encontrar en bancos, casas de corretaje, agencias de seguros y firmas independientes.

Pero no confunda un asesor con un vendedor.

La regla de oro es un planificador financiero certificado (CFP, por sus siglas en inglés) o un consultor financiero certificado (ChFC, por sus siglas en inglés), quienes han tomado clases sobre diferentes aspectos de planificación financiera.

Otra designación que buscar es una persona que se ha comprometido a trabajar con “nivel fiduciario”, que significa que han prometido colocar los intereses del cliente por encima de los suyos, y recomiendan productos que son los mejores para el cliente, aun cuando eso signifique ganar un poco menos.

Fíjese en lo que cobran

Asesor financiero: ¿realmente necesario? Algunos planificadores solo cobran honorarios y no hacen dinero de las inversiones que venden.

En el sur de Florida, la cuota promedio por hora es entre $100 y $500, dice Butchey.

Otros cobran un por ciento anual por sus activos, normalmente de 0.5 a 2.0 por ciento por su manejo.

Algunos ganan comisiones a base de lo que usted compra.

“Ellos pueden estar tentados a rotar o intercambiar consistentemente, lo que significará grandes comisiones para ellos, pero no necesariamente es lo mejor para usted”, señala Butchey.

Las tarifas deben estar basadas en el foco de las necesidades del cliente, dice Daniel Elie, planificador financiero certificado de Miami, afiliado de Garrett Planning Network.

“Si están buscando asignación de activos, es algo sencillo. Si necesitamos hacer un plan financiero integral, es un poco más costoso”, dice.

Pequeñas inversiones

Asesor financiero: ¿realmente necesario? Garrett Planning fue creado para servir a inversionistas de ingresos medios y para aquellos que están comenzando.

Elie cobra solo una tarifa: $175 la hora o una tarifa fija por proyecto. (La National Association of Personal Financial Advisors

Siegel, planificadora que cobra por tarifa y que también gana dinero por la venta de inversiones, cobra $400 por hora para ella y $150 a $200 por su planificador senior.

Muchos planificadores tienen una inversión mínima de $250,000 en adelante. “Pueden cobrar una cuota de planificación inicial de $750 para un programa computarizado, hasta $10,000 para portafolios de millones”, dice Siegel.

Segunda opinión

Asesor financiero: ¿realmente necesario? Algunos asesores ofrecen una segunda opinión para inversionistas que hacen el trabajo por su cuenta.

Que tienen su dinero con casas de corretaje de bajo costo como Vanguard, Fidelity o T. Rowe Price, o que tienen la mayor parte de los fondos invertidos en una 401 (k).

“Ya que estos clientes no tienen una gran cantidad de dinero que requiera manejarse, esas personas pagarán una cuota fija por un año de planificación y guía”, dice.

Dicha cuota puede variar desde varios cientos a varios miles de dólares, o un por ciento de ganancia neta.

El cliente puede regresar para una reevaluación cuando necesite.

Investigue 

Asesor financiero: ¿realmente necesario? Busque un lugar de asesores en la red, para obtener información sobre su especialidad, tales como universidad o plan de retiro, y lea la biografía, dice Butchey.

Determine cuánto dinero desea invertir. Piense en cuánto tiempo tiene para invertir y sus metas.

“Prepárese a buscar y a hacer preguntas. Es una relación personal”, dice Elie.

“Se tiene que sentir cómodo y tiene que poder confiar en la persona que va a trabajar con usted.”

Para comenzar, haga citas para una consulta inicial con varios planificadores, comenta Siegel.

“Algunos cobran y otros no. Busque a alguien que le escuche. Pregunte sobre tolerancia de riesgo.

Debe haber algún tipo de herramienta que le ayude en el objetivo, tal como un cuestionario, además de la conversación, que ayude al planificador a calibrar su tolerancia”, explica.

Aborde la forma en que se le pagará

Esté preparado para hablar en la entrevista. “Lleve un listado de preguntas, como cuando visita al médico,”, dice Butchey.

“Usted desea asegurarse de que encontrará a alguien con quien se sienta cómodo y a su vez, se sienta cómodo contestando sus preguntas.”

Asesor financiero: ¿realmente necesario?

Pregúntele sobre acceso

“Debe haber un mínimo de una reunión en persona anualmente”, comenta Siegel.

“Si usted va a ser asignado a un miembro del equipo de planificación, debe entrevistar también a esa persona.”

Solicite referencias de clientes cuya situación sea similar a la suya. Verifique la página de CFP Board o de Financial Industry Regulatory Authority, para conocer el historial disciplinario por acciones ilegales o no éticas.

Sobre todo, es importante que usted tenga una buena comunicación con el asesor, que éste le escuche y entienda sus metas personales, añade Butchey.

“Un cliente se tiene que sentir cómodo y confiar en el asesoramiento que reciba, y si no recibe lo que necesita, debe buscar a otro planificador”.